Filtrar por

Precio

Precio

  • 29,00 € - 160,00 €

Selecciona Talla:

Selecciona Talla:

Colores disponibles

Colores disponibles

Estimuladores Prostáticos

Los estimuladores prostáticos son aquellos que están diseñados especialmente para el hombre y el disfrute sexual de su zona prostática o punto P. Este tipo de consoladores y vibradores, debido a su forma y diseño, ofrecen un placer único e inigualable que no alcanzarás estimulando otras zonas erógenas de tu cuerpo. Despréndete de todos tus tabúes y atrévete a probar nuestros estimuladores prostáticos, ¡alcanzarás el más profundo de los clímax!

Estimuladores Prostáticos

Hay 10 productos.

Mostrando 1-10 de 10 artículo(s)

Filtros activos

¿Qué es un estimulador prostático y para qué sirve?

¡Bienvenidos al mundo de la estimulación prostática! Sino lo has probado, sabrás lo que es el PLACER en mayúscula.

La próstata es una glándula exclusiva masculina que se encuentra justo debajo de la vejiga, recubriendo la uretra. Su tamaño es aproximadamente como el de una nuez y se encarga de producir parte del líquido que sale con la eyaculación. La próstata se contrae durante el orgasmo y cuando se da la eyaculación, vierte a la uretra el líquido que sale al exterior junto a los espermatozoides que se producen en los testículos.  Esta glándula tiene relación directa con el placer masculino, de hecho se dice que ¡es el punto G de los hombres! Para muchos es el centro del placer masculino.

Los estimuladores prostáticos son juguetes especialmente diseñados para el total disfrute masculino. Se accede a la zona a través del ano.

Los estimuladores prostáticos tienen diferentes texturas y formas pero todos en común tienen un diseño curvado similar a los vibradores femeninos que estimulan el punto G, de hecho, en el hombre se le llama punto P.

Tenemos un amplio catálogo de estimuladores prostáticos, pero todos tienen un mismo fin, que disfrutes de forma increíble del sexo anal estimulando tu punto P y llegando al mayor de los clímax. Muchos de estos vibradores también tienen un dispositivo que estimula y masajea la zona perineal, haciendo que el disfrute aún sea superior.

¿Es seguro usar un estimulador prostático?

¡Por supuesto que sí! Además de ser seguro su uso, ¡es totalmente recomendable! Si nunca los has utilizado, puede ser que al principio te cueste un poco su introducción. Te recomendamos que uses uno de nuestros lubricantes para lubricar la zona y que la estimules con la punta de tu juguete. No debes preocuparte de nada, aparte de disfrutar…

¿Cómo utilizo mi estimulador prostático?

Como os contábamos, el punto P es una de las zonas erógenas que mayor placer proporciona al hombre, pero a la vez también es una de las zonas más olvidadas y desconocidas de muchos hombres. Aún existen muchos prejuicios y tabúes que hacen que haya un gran número de hombres heterosexuales que no se atrevan a probar el mayor de los placeres masculinos. Olvidaros de todos ellos y empezar a experimentar con vuestro cuerpo, ya sea en solitario o en pareja, descubriréis un placer que hasta ahora no habíais experimentado elevado al cuadrado.

Os dejamos unos cuantos consejos para que vuestra experiencia con el punto P sea lo más placentera posible, atentos:

Utiliza un lubricante que sea compatible con tu juguete y lubrícalo para que su introducción no te cause ninguna molestia
Elige el momento ideal, aquel en el que estés tranquilo y relajado sin pensar en nada más que no sea tu disfrute
No introduzcas directamente el estimulador prostático en tu ano, juguetea con tu zona perianal, empezarás a experimentar sensaciones muy excitantes
Puedes masturbarte tocando tu pene mientras tanto, o que la otra persona lo haga si estás acompañado.

¿Es cierto que la estimulación prostática es saludable?

¡Es totalmente verídico! Estimular la glándula de la próstata se utiliza tanto para fines medicinales como sexuales. Existen estudios que aseguran que una adecuada estimulación de la zona, ayuda al drenaje de la próstata evitando que se inflame y por lo tanto resulte doloroso y fortaleciendo la musculatura de la zona anal.