BLOG de Erotizadas, eroteca y educacion sexual

Eyaculación Precoz. ¿Qué puedo hacer?
By agosto 02, 2020 0 Comment

Eyaculación Precoz. ¿Qué puedo hacer?

Aproximadamente un 1 de cada 3 hombres admiten haber eyaculado antes de tiempo alguna vez en su vida sexual y en su fuero interno se preguntan:
¿realmente sufro eyaculación precoz? ¿Cómo puedo saber si tengo eyaculación precoz? ¿Qué puedo hacer para controlar la eyaculación?
Si no sucede con frecuencia, no hay porqué alarmarse lo más probablemente no sufras eyaculación precoz.
Si aun así tienes dudas, calma y sigue leyendo...

Fisiología de la eyaculación

Para poder entender la eyaculación precoz, debemos saber cual es el proceso normal de la eyaculación y su funcionamiento.
La eyaculación hay de 2 fases que ocurren de manera seguida:
La primera fase es fase de acumulación de semen en la parte más interna de la uretra producida por la contracción del conducto deferente, la próstata, las vesículas seminales y el cuello de la vejiga, activada por el sistema nervioso
simpático.
La segunda fase es la fase de expulsión o salida del semen por la parte más externa uretra gracias a la contracción intermitente de músculos perineales y pélvicos, activada por el nervio pudendo.

aparato-reproductor-masculino

El reflejo eyaculatorio que activa el proceso de la eyaculación procede mayoritariamente de la estimulación mecánica del pene transmitido a través del nervio pudendo, sin embargo, el cerebro tiene un papel esencial como activador e inhibidor de dicho reflejo eyaculatorio (control de la eyaculación).
Por tanto, el estrés, ansiedad o conductas erróneas aprendidas pueden alterar el este proceso fisiológico de la eyaculación.
La latencia eyaculatoria es el tiempo que transcurre de desde el inicio de la penetración hasta que sucede la eyaculación.

Entonces, ¿cuándo hay que considerar que existe una eyaculación precoz realmente?

Se entiende por eyaculación precoz cuando sucede de manera indeseada antes o poco después de la penetración (latencia eyaculatoria de menos 1 minuto), causando malestar a uno o ambas partes de la pareja. Además, la persona tiene poco o ningún control voluntario, es decir, no puede retrasar la eyaculación impidiendo el disfrute plenamente de la relación sexual.
En resumen, se podría decir que en la eyaculación que hay un período muy corto de latencia eyaculatoria junto con una falta de control real sobre la misma, de manera periódica y frecuente, que provoca malestar, frustración e insatisfacción sexual.
En este problema, existen tanto factores biológicos como psicológicos (90%).
Muchos hombres se sienten estigmatizados y no buscan ayuda, por lo que se sienten doblemente contrariados: por la problemática sexual y por no saber como solucionarla.

Podemos clasificar la eyaculación precoz en dos tipos:

Primaria: sucede prácticamente en todas las experiencias sexuales mantenidas hasta el momento. Con frecuencia es un problema conductual creado en la adolescencia, debido a la búsqueda rápida e incontrolada de placer sexual sumado una distorsión del sexo, lo que provoca en la vida adulta una total falta de control en la eyaculación.

Secundaria: es un problema reciente. Hasta el momento, las relaciones sexuales eran normales y satisfactorias pero debido a un factor externo, se ha perdido el control de la eyaculación. Normalmente es debido a estrés, ansiedad o un cambio reciente a nivel emocional.
Una vez identificado el problema, hay que romper tabúes y saber ponerse en manos expertas. Lo ideal será una realizar una consulta con un urólogo (que se centrará en descartar o tratar cualquier problema biológico), y terapia
psicológica centrada en reeducación conductual.

¿Qué puedo hacer yo para mejorar la situación?

En este punto, muchos chicos pensarán si existe algo más que pueda contribuir a mejorar su vida sexual y la respuesta, por supuesto, es sí.
Hace unas décadas se desarrolló la técnica de “Start and Stop” que no era otra cosa que cuando el hombre sentía que estaba rozando el orgasmo, cesar toda actividad o estímulo sexual con la finalidad de evitar la eyaculación y repetir varias veces. Esta técnica puede llegar a ser muy estresante por no conseguir el objetivo, por evitar varias veces el orgasmo, además de convertir las relaciones sexuales en algo rutinario carente de diversión y nada morboso.

¿Qué ejercicio se puede hacer para controlar la eyaculación precoz?

Cuando se habla de fortalecer el suelo pélvico y de los ejercicios de Kegel, rápidamente se asocia a la mujer y es un error, ya que la debilidad de la musculatura pélvica puede influir negativamente en el control de la eyaculación.

¿Cómo realizar los ejercicios de Kegel?

Lo primero que debes hacer es identificar esos músculos y es bastante sencillo, basta en poner atención cuando vayas al baño a orinar. Cuando estés en ello, para la micción y fíjate en los músculos que has usado para ello, son los que usarás para los ejercicios.
Los ejercicios de Kegel se pueden hacer sentado, tumbado e incluso de pie.
Consisten en contraer los músculos del suelo pélvico 3 segundos y relajar otros 3 segundos. Deberás realizar este ejercicio en al menos 3 series de 10 repeticiones y, por supuesto, hacerlo todos los días.
Además de fortalecer el suelo pélvico, en el mercado existen varias opciones que pueden ayudar a controlar la eyaculación como pueden ser preservativos con un mayor grosor, lubricados con una dilución anestésica o geles
retardantes.

Por suerte, la ciencia ha ido avanzando para ayudarte con la eyaculación precoz.

En erotizadas estamos en constante actualización y siempre tenemos las últimas novedades para ayudarte en tu vida sexual.
Tenemos un gran aliado para ti y ayudarte con el problema de la eyaculación precoz, “MYHIXEL TR”.

my-hixel

Este juguete te ayudará en tu entrenamiento para recuperar el control de tu eyaculación y de tu vida sexual.
Este revolucionario dispositivo no es un masturbador de pene al uso, sino que está diseñado para simular una penetración real a la par que entrenas el control de la eyaculación.

¿Cómo funciona MyHixel?

Este masturbador masculino es genuino y cuenta con función calor y vibración.
Además, consta del programa “MYHIXEL Play” que consiste en una serie de retos que, a medida que aumentes el control sobre la eyaculación, intensificará más los retos para optimizar el entrenamiento.

En cualquier caso, lo importante es romper tabúes y acabar con miedos infundados. Esperamos que este artículo te ayude a tomar las riendas de tu vida sexual y vuelvas a disfrutar plenamente del sexo.