BLOG de Erotizadas, eroteca y educacion sexual

Guía para hacer una felación perfecta
By octubre 13, 2020 0 Comment

Guía para hacer una felación perfecta

Aprende a hacer a  tu pareja una felación de diez

Porque nos encanta el sexo, y disfrutamos con su práctica, tanto ofreciendo placer como recibiéndolo. Por esto y mucho más, te ofrecemos una guía súper completa sobre cómo hacer una felación perfecta y disfrutéis ambos de una manera increíble, si sigues nuestros consejillos te aseguramos que te coronarán como “el dios o la diosa de las mamadas”.

La boca y el sexo oral

¡La boca es un órgano maravilloso!, está húmeda, tiene en su interior la lengua (traviesa y juguetona), tiene una temperatura ideal, puede besar, lamer, chupar, y como no, ¡comer! ;) Aprovéchate de todas las ventajas que te proporciona este estupendo órgano, y a disfrutar practicando o recibiendo las mejores felaciones.

En Erotizadas os contamos cómo mejorar el sexo oral en pareja con este travieso órgano sexual. Si tienes cualquier tipo de duda, estás en el sitio adecuado para que mejores tu técnica o bien, te motives y realices la mejor mamada que puedas imaginar, ¡vamos boca a la obra! ;)

Antes de comenzar…

Antes de meternos en materia, queremos contarte que lo más importante para que el sexo oral sea bueno, es que tengas ganas. Sí, así es, que la sesión de sexo oral sea de las buenas va a depender en gran mayoría de la motivación que tengas y de que te apetezca, y aunque parezca algo más que lógico, muchas veces lo olvidamos y hacemos las cosas por complacer a la otra persona sin implicarnos de forma activa.

Seguir toda nuestra guía no va a servir de mucho si realmente no tienes interés en hacer lo que estás haciendo, y lo peor de todo ello es que al final la otra persona lo termina sintiendo, siendo el resultado no muy grato para ambos.

Tutorial para hacer una buena mamada

Ahora sí, vamos a entrar en materia… os dejamos unas cuantas pautas muy sencillas que harán que la sesión de sexo oral sea inolvidable, ¡vamos allá!

No vale cualquier momento ni cualquier lugar

Te recomendamos que elijas el mejor momento y lugar para ambos. Un espacio de tiempo en el que no tengáis ninguna prisa ni ningún entretenimiento, que ambos estéis desocupados y con ganas de sexo y que os dediquéis exclusivamente el uno al otro. El lugar también es importante, un sitio en el que ambos os sintáis cómodos y relajados.

El pene bien limpito

Es súper importante la higiene de la zona. El pene debe estar bien limpio antes de comenzar con la felación. Te proponemos que ayudes a la otra persona a su limpieza, eso sí con mucho cariño y delicadeza… ¡seguro que le encanta que lo hagas! Y sino, para empezar a calentar motores, una buena ducha junt@s...

Tú marcas el ritmo

No se lo des todo hecho, hazte un poquito de rogar, pero no en exceso… ve calentando motores, calentando el ambiente y recréate con las zonas de su cuerpo que os gusten y con las que disfrutéis hasta que llegues a su pene… dile lo que le vas a hacer mirándole a los ojos mientras juegas con otras zonas, la temperatura irá subiendo momento a momentos y con ella el deseo, sé pícar@...

El pene y sus colindantes

Recuerda que el pene es el rey de la fiesta, pero que a su alrededor tiene una gran corte… No olvides antes de fijar tu boca en él, que también puedes jugar con sus testículos o su zona perianal y por qué no, el ano. Acaricia, besa o lame todas las zonas y observa si está disfrutando mientras se las estimulas.

Sin prisa, pero sin pausa

No te lances de golpe a la piscina, entra poco a poco… primero estimula su glande con tus labios y utiliza tu lengua, recorre todo su pene de arriba abajo, recréate, sin prisa… puedes usar tus manos para sujetarlo e introducirlo en su totalidad dentro de tu boca y acto seguido comenzar a succionarlo. Muévelo en tu boca, entra y sal alternando la intensidad y la succión. Si te cansas, puedes volver a jugar con tu lengua…

Contacto visual

Intenta mantener el contacto visual, nunca lo pierdas del todo. El contacto visual es súper importante para hacerle ver a la otra persona que estás ahí y que estás disfrutando totalmente del momento. Hazle saber el placer que le estás ofreciendo y que le puedes aportar… ¡lo pondrás como una moto!  

No olvidéis un buen lubricante

El pene es un órgano sensible, y si se seca, el contacto puede ser hasta doloroso. No siempre la saliva es suficiente, ayúdate con un buen lubricante, que ayudará a que tus manos y boca se deslicen de forma natural, haciendo que el momento sea totalmente placentero.

Prueba diferentes técnicas

Seguro que la otra persona está disfrutando del momento, pero quizá sea un error creer que debes seguir haciendo lo mismo constantemente sin introducir nuevos movimientos o nuevos ritmos. Cambia de técnica, prueba con una velocidad o intensidad diferentes, succiona con diferente potencia… ¡no te quedes atascad@ en lo mismo! Os aseguramos que hay un  mundo de diferentes posibilidades con las que disfrutar. Ve probando y experimentando…

Atent@ a sus respuestas corporales

No te pierdas como responde al sexo oral que le estás practicando. Su respiración, sus gemidos, sus movimientos… todo eso dice mucho de lo que la otra persona está sintiendo, de lo que tú le estás haciendo sentir…
Si se estremece, se tensa, mueve su pelvis, sujeta tu cabeza… ¡vas por muy buen camino!     

No te olvides de tus manos

Las manos también desarrollan una acción importante cuando vas a practicar una buena felación. Mientras su pene está en tu boca, puedes acariciar con tus manos su zona perianal, sus testículos, puedes sujetar la base de su pene… ¡usa tus manos!

Ayudita extra

Hay un sinfín de juguetes y geles que harán que el momento mamada aún sea mucho más satisfactorio. Puedes jugar con diferentes sabores que harán que quieras seguir con la felación, por ejemplo, los lubricantes comestibles de sabores son una opción perfecta ya que también te ayudarán a lubricar la zona. Otra buena opción es usar un anillo para el pene y que vibre mientras su pene está en tu boca, un estimulador prostáticogeles con efecto frío%calor o un vibrador líquido … ¡las opciones son muchísimas! Todo depende de vuestros gustos y de lo que os apetezca jugar. Os aseguramos que si probáis, volveréis a repetir una y otra vez.

Para terminar con este interesante apartado, desde Erotizadas os recomendamos que amoldéis estos sencillos pasos a vuestros gustos y necesidades, al fin y al cabo cada gusto y persona es diferente. Conseguir una felación perfecta también va a depender de vuestra implicación, complicidad y ganas.

Unos consejos extra

¡Cuidado con los dientes!

Depende del tamaño del pene, hay veces que resulta algo complicado esconder los dientes, pero intenta esconderlos cubriéndolos con tus labios, porque para la otra persona no suele ser muy agradable, el pene es sensible, y puedes hacerle daño. Otra cosa es que le guste el lado salvaje…

Succión y lengua

Si consigues usar la lengua a la vez que succionas el pene, la otra persona sentirá nuevas sensaciones que le hará ver las estrellas, estrellas de todos los colores y tamaños… No es tarea fácil, pero con práctica será pan comido.

No olvides la puerta trasera

Si ya eres experta haciendo mamadas y la otra persona está de acuerdo y se deja, anímate a introducir un dedo o un juguete en el ano de la otra persona, ¡os aseguramos que la experiencia será de lo más placentera!

Retrasar el orgasmo

Si la otra persona está muy excitad@, nota que el orgasmo está cerca y quiere retrasar el momento para seguir disfrutando, para un poco, puedes lamer con tu lengua su glande o jugar con sus testículos, para coger fuerza después y volver a reanudar de nuevo el momento felación.

¿Cuáles son las mejores posturas para realizar una felación?

Colocaros de una forma u otra puede ser más o menos satisfactorios a la hora de hacer y disfrutar de una buena comida de pene.

Os dejamos a continuación las mejores posturas para una buena felación:

En la cama

La persona con pene simplemente tiene que tumbarse en la cama, boca arriba y con las piernas abiertas, y la persona que va a realizar la mamada se colocará tumbad@ boca abajo y con la cabeza en la zona genital. Es una postura muy cómoda que le permite a la persona que realiza la felación usar tanto su boca como sus manos y os aseguramos que es muy cómoda y placentera… Os recomendamos que no perdáis en contacto visual.

Siéntate y disfruta

La persona con pene, simplemente tiene que sentarse en un lugar en el que esté en una posición cómoda y abrir sus piernas. La persona que realiza la felación, se colocará de rodillas en el suelo y colocará su boca en la zona genital. Esta postura es ideal para que quien recibe el placer, aparte de sentir, vea en primer plano como le están haciendo la mamada y no pierda detalle, os aseguramos que da muchísimo morbo. Importante: no perdáis el contacto visual.

¡Disfrute total!

Las dos personas podéis disfrutar del sexo oral haciendo el 69. Si os apetece aportaros placer mutuo, no os penséis más, sacar vuestras mejores armas y  ¡manos a la obra! Hacer una buena mamada no implica que no se le pueda practicar sexo oral a la vez a la otra persona… interesante, ¿verdad?

¡Bye bye a la rutina!

El sexo oral también puede caer en rutina… ¡no dejes que eso ocurra! Sorprende a la otra persona improvisando. Os dejamos a continuación unos cuantos trucos para que la rutina no aparezca en la práctica del sexo oral.

Utiliza juguetes: porque probar juguetes eróticos es una muy buena opción. Sorprende a la otra persona con un anillo vibrador, algún lubricante o un gel con efecto de frío, calor o vibración. Os aseguramos que volveréis a repetir.
El entorno: puedes variar y cambiar el entorno utilizando, por ejemplo, nuevos aromas, velas aromáticas, buena música… la cuestión es preparar algo que la otra persona no se espere para que se sorprenda de forma grata.
No te centres única y exclusivamente en su pene: para que el sexo oral sea óptimo, no puedes olvidar las zonas colindantes. Juega suavemente con sus testículos, acaricia su zona perianal, su punto P… no te centres únicamente en su miembro viril y préstale la atención que se merece a las otras zonas.
Busca nuevas técnicas: la lengua es un músculo que se mueve a tu antojo, aprovéchate de eso. Busca movimientos nuevos, no te centres solamente en la succión, lame, chupa, varía técnicas… ¡la imaginación no tiene límites!
Variar el lugar y la postura: el sexo oral no tiene porqué ser estático. Podéis practicarlo en infinidades de sitio, podéis probar en la cama, en el sofá, en la ducha… ¡las opciones son ilimitadas!

Para finalizar

Como quizá habréis podido comprobar de primera mano, el sexo oral es una de las prácticas sexuales que más placer puede llegar a aportar a las personas con pene y os aseguramos que es una relación sexual completa. Una sesión de buen sexo oral es de las que mayor placer nos puede aportar, asique que no olvidéis que las felaciones son parte importante del sexo y no podemos olvidarnos de ella.
Al igual que no hay dos personas iguales, tampoco existen dos penes iguales, por eso hay que experimentar, ya que la técnica que para una persona es maravillosa, para otra igual no lo es tanto. Te recomendamos que pruebes y te fijes en las reacciones de la otra persona, y como no, que habléis sobre lo que le gusta y le excita en la práctica del sexo oral, la comunicación es esencial.

¡A continuar practicando hasta conseguir coronarse como número uno de las felaciones! Y a disfrutar del buen sexo oral…