BLOG de Erotizadas, eroteca y educacion sexual

5 Cosas que debes tener en cuenta para iniciarte en el Bondage

5 Cosas que debes tener en cuenta para iniciarte en el Bondage

Hace unos días os contábamos en el post Guía de iniciación en el BDSM en qué consiste y qué seis prácticas la forman, pero hoy nos vamos a centrar en el Bondage.

Por si a caso, antes de empezar recordamos de forma exprés que el bondage es el arte de atar, y que también es conocido como Shibari, por lo que puede que lo hayas escuchado de esta forma.

Cuando pensamos en estas prácticas solemos imaginarnos a personas profesionales dedicando mucho tiempo y esfuerzo, pero incluso esas personas en algún momento tuvieron que empezar.

Así que hoy te vamos a contar 5 cosas que debes tener en cuenta para iniciarte en el bondage.


UTILIZA MATERIAL ESPECÍFICO

La primera de las cuestiones que se deben tener en cuenta es, como dijimos en el post sobre el BDSM, que las prácticas tienen que ser seguras, y eso implica que el material que se utilice debe ser, al menos al principio, específico para desarrollarlas.
Que si, que lo único que hace falta para practicar el bondage es una cuerda larga, lo sabemos, pero la experiencia será muy distinta en función del grosor, el largo y, sobre todo, de su tacto.


EMPIEZA POR LO BÁSICO

En el bondage se pueden hacer verdaderas maravillas, pero lo ideal es empezar por el principio.
Como cualquier arte, el bondage requiere tiempo y práctica para perfeccionarlo, pero para llegar a eso antes hay que empezar.
Existen multitud de nudos y la mayoría son muy sencillos, pero te recomendamos empezar por el nudo presilla, la mariposa o la espiral. Te ayudarán a motivarte y a darte cuenta de si realmente te gusta.


BUSCA ASOCIACIONES ESPECIALIZADAS

Que existen asociaciones de todo tipo está claro, pero en este caso nos viene muy bien. Seguro que cerca de ti existe alguna asociación de BDSM que imparte talleres, en este caso de bondage.
También te avisamos de que muy probablemente la primera vez que vayas a uno de estos talleres te conviertas en maniquí y practiquen contigo los nudos. Ya habrá tiempo para que seas tú quien los haga.


INTERCAMBIAD ROLES

Sin darnos cuenta muchas veces asumimos siempre un mismo rol y nos cerramos a probar cosas nuevas, pero recordad que en la variedad está el gusto, y también puede tener su puntito ponerse al otro lado.
 
Si eres de los que siempre toma un mismo rol pero quieres experimentar la sensación opuesta háblalo con la persona (o las personas, si es una sesión grupal) con la que vayas a practicarlo. Seguramente también se hayan planteado cómo es vivirlo desde la otra perspectiva y estén de acuerdo en intercambiar los roles, pero si no es así tampoco pasa nada. Recuerda que las experiencias sexuales y eróticas siempre tienen que ser consensuadas.


KEEP CALM

No te estreses. Esto no tiene por qué ser necesariamente para ti. O quizás si lo es y solo necesitas practicar un poco más.
Sea como sea, recuerda que cualquier práctica erótica tiene que disfrutarse. Si en algún momento te agobias o quieres parar solo tienes que decirlo. La comunicación es siempre muy importante, pero en este caso lo es más aún.