BLOG de Erotizadas, eroteca y educacion sexual

Como conseguir más placer según mi tipo de vulva

Como conseguir más placer según mi tipo de vulva

¿QUÉ TENGO ENTRE LAS PIERNAS?

Existen infinitos tipos de vulva, ¡tantos como mujeres hay en el mundo! Cada una tiene un tamaño, forma, musculatura, color, etc. Por eso, tu vulva es única. Aun así, es cierto que todas compartimos una estructura anatómica semejante. Algunos estudios apuntan que, en general, existen alrededor de ocho tipos de vulva.
Somos únicas, por lo tanto, nuestras vulvas también lo son.
¡PERO ESPERA! Antes de empezar, realizaremos un repaso rápido por nuestra anatomía y la diferencia entre vulva y vagina (que muchas veces se usan indistintamente y NO SON LO MISMO).
 

VULVA Parte externa

Labios vaginales (exteriores e interiores)
Clítoris
Abertura vaginal
Orificio uretral
Monte de venus o pubis
Glándula de Bartolino

VAGINA Parte interna


 anatomia de vulva

¿QUÉ BENEFICIOS ME APORTA CONOCER QUÉ TIPO DE VULVA TENGO?

El primer paso para incrementar el placer en las relaciones sexuales es AUTOCONOCERTE. Si no tenemos un mapa mental sobre nuestros genitales ni conecto con ellos, no voy a saber qué zonas me gusta más que sean estimuladas o me proporcionan más placer. Como comentamos en el artículo del clítoris, tenemos 8.000 terminaciones nerviosas que se encargan de proporcionarnos placer. Si no conocemos la anatomía de nuestra vulva, es muy difícil que la conexión cerebro-placer se genere, de modo que los impulsos nerviosos no van a llegar a producirse en su máximo esplendor.
¡Te invitamos a que des un paso más allá y te erotices cogiendo un espejo y tan sólo observando qué tienes entre las piernas!


TIPOS DE VULVAS Y SUS CARACTERÍSTICAS.

El tamaño y la forma de tu vulva no van a influir tanto en tu placer sexual como que te descubras a ti misma y experimentes aquello que te hace sentirte erotizada. Aun así, queremos ayudarte a identificar el tipo de vulva que más se ajusta al tuyo y darte unos tips para que las relaciones sexuales sean más placenteras!


1.    EL OJO CERRADO O LA CONCHA

También se suele conocer con el nombre de “Barbie” porque a las muñecas se las caracteriza con este tipo de vulva. Este tipo de vulvas se caracterizan por ser estrechas y de apariencia cerrada, debido a que los labios exteriores cubren todos los elementos de la vulva, incluidos los labios interiores. Es la más ejemplificada y se considera la más estética, pero sin embargo es la menos común.
Aunque pueda parecer pequeña, este tipo de vulva no tiene ningún problema a la hora de experimentar el placer. Te recomendamos la estimulación en movimiento circular o en forma de zigzag para subir el tono e incrementar el deseo sexual. Puedes obtener ayuda con unas gotas de lubricante a base de agua. ¡Todo resbalará más y será más divertido e intenso!
En cuanto a las relaciones con penetración, las posturas en las que se conservan las manos libres para estimular o retirar los labios a la vez que se produce la penetración, son las que elevarán más la excitación. Además, tú controlas cuánto quieres separar en menor o mayor medida las piernas para regular la exposición de la vulva y, por tanto, del clítoris ????.

2.    LA FLAMENCA

Se conoce como tal porque los labios interiores son más grandes que los mayores. De nuevo, vuelven a cubrir a estos pero esta vez formando una especie de pliegues y ondulaciones que puede simular el traje de una flamenca. Este tipo de vulva favorece el orgasmo mediante estimulación clitoriana y aumenta la posibilidad de alcanzar el orgasmo simultáneo con tu pareja.
Los juguetes que te recomendamos para que puedas ponerte juguetona y disfrutar son todo tipo de consoladores (Link consoladores). Si quieres saber qué posturas realizar con penetración, aquellas que masajeen el clítoris o la estimulación manual combinándola con la penetración son las que más placer te proporcionarán.

3.    LA HERRADURA

Si tu vulva presenta unos labios interiores más grandes que los exteriores en la parte superior y estos últimos se disponen más separados que la media, tu tipo de vulva es la herradura. Además, los labios exteriores resultan más grandes en su totalidad, por lo que envuelven a los interiores dando una peculiar forma que recuerda a una herradura de caballo.
Si quieres llenarte de placer, algunas de las formas incluyen la estimulación (táctil, oral o con juguetes) directa del clítoris. En resumen, lo más importante es que, si hay penetración, se realice por el centro de la herradura en la medida de lo posible.

4.    LA LLAMA OLÍMPICA O LA CAPERUCITA ROJA

El punto donde se juntan los labios interiores tiene forma de capuchón que rodea al clítoris de una forma prominente, ya que es de mayor tamaño que él mismo y adquiere una forma de caperucita roja. En algunas ocasiones, el tejido que forma el capuchón puede ser demasiado grueso, restando sensación de placer al clítoris. Por esto, para estimular la zona es importante apartar con los dedos el capuchón y dejar a la vista el clítoris. ¡Ahora se viene lo bueno!
Como juguete para estimular este tipo de vulva, te recomendamos el masajeador de clítoris Ivo. De este modo evitarás cansarte o que tu pareja se canse, ya que este tipo de vulva requiere un mayor grado de excitación. Como es anatómico, se adaptará a tu tipo de vulva, por lo que podrás jugar sin problemas a pesar del capuchón.
Las prácticas con penetración que más juego pueden dar es la tradicional postura del misionero.

5.    LA PERLA

Este tipo de vulva se caracteriza porque los labios interiores son más grandes que los exteriores (son los primeros a la vista) y el clítoris tiene un tamaño más grande de lo normal, de modo que sobresale y también puede ser avistado con más facilidad. La posición del clítoris en la “vulva-perla”, facilitará la estimulación, ya que ¡cualquier roce bastará para su excitación!
Pero ¡OJO! Un exceso de estimulación puede llegar a ser molesto, por lo que en posturas con penetración es importante que la mujer con este tipo de vulva dirija los movimientos.

6.    LA MARIPOSA

Los labios interiores sobrepasan a los exteriores, sobresaliendo completamente sobre estos. Se provoca un efecto como si las alas sobresaliesen y estuvieses lista para volar. El acceso al clítoris puede ser más dificultoso, por el simple hecho de que el tejido puede sobreponerse ante él.
Una solución es la crema estimulante femenina (o producto similar). Con ella el clítoris “saldrá” del capuchón cual crisálida ???? Además, el punto U también queda más expuesto, por lo que los movimientos circulares en esta zona serán los más apropiados para potenciar el placer.
Si vas a practicar la penetración, ya sea con un juguete o con tu pareja, debes tener en cuenta que, cuanto más separadas tengas las piernas, más fácil será la llegada al clítoris. Esto facilitará que los labios interiores se retiren y la llegada al clítoris sea más directa.

7.    LA INFLADA O EL BUÑUELO

Por último, pero no menos importante, ya que es el tipo más común de vulva, tenemos el buñuelo. Es parecida al tipo “ojo cerrado o concha”, pero en este caso, los labios tienen un aspecto más mullido, como si estuviesen inflamados. De este modo, sobresalen del hueso púbico y quedan colgando.
Se recomiendan prácticas que estimulen el clítoris con fricción y con roce pélvico para que el placer sea mayor. Es recomendable, como en anteriores tipos de vulva, que se aparten los labios del clítoris, ya que se dará mayor cabida a la fricción y por tanto, al máximo placer.

8.    EL TULIPÁN

La forma de estas vulvas tiene forma de esta flor, como si simulasen el capullo de esta antes de florecer. Su anatomía la forman unos labios interiores que se entrevén a lo largo de los labios mayores, pero sin llegar a ser descubiertos del todo.
Puedes favorecer la estimulación de forma manual, cuanto más fácil sea el acceso al clítoris, ¡más fácil te lo pondrás!