BLOG de Erotizadas, eroteca y educacion sexual

¿Cuales són las mejores posturas para tener sexo?

¿Cuales són las mejores posturas para tener sexo?

Aprende cuales són las posturas más recomendables para practicar el sexo

Las relaciones sexuales y eróticas permiten multitud de combinaciones de posturas y personas implicadas, pero ¿sabemos realmente cuáles son las más placenteras?
Todos hemos oído hablar en algún momento del Kama Sutra, también llamado libro del amor, pero hoy os vamos a desvelar algunos secretos más allá de él.


EL KAMA SUTRA

El Kama Sutra, originalmente Vātsyāyana kāma sūtra, es un antiguo texto hinduista que trata sobre la vida en pareja.

Aunque solo conocemos la parte en la que habla de las posturas sexuales, el libro trata otros seis temas más, divididos en 36 capítulos.

A lo largo de este libro encontramos consejos para ser un buen ciudadano.
El Kama Sutra define el sexo como una unión divina y afirma que el sexo por sí mismo no es malo, pero practicarlo de forma frívola sí es pecado, lo que hace ver que entiende el sexo a un nivel muy profundo.

En él se habla también de temas como las fantasías, el matrimonio, la homosexualidad, el adulterio, y, por supuesto, de posturas sexuales.

Pero, pese a esto, no podemos olvidar que es un libro que tiene más de 1500 años de antigüedad, por lo que limitarnos a él para hablar de sexo y posturas es un poco absurdo en estos momentos. Por eso, nosotros hoy vamos a darle una vuelta para hablarte de cuáles son las mejores posturas para tener sexo.


LAS MEJORES POSTURAS PARA TENER SEXO

Lo primero que nos tenemos que plantear cuando hablamos de las mejores posturas para practicar sexo son las distintas combinaciones posibles que pueden darse en las relaciones sexuales. Con esto nos referimos a que, al pensar en posturas, y sobre todo en el Kama Sutra, pensamos en el sexo entre una mujer y un hombre, lo cual no siempre pasa.
Por eso, de aquí en adelante en este post hablaremos de personas con vulva y personas con pene para hacer referencia a cada uno de los sexos, no de los géneros ni identidades sexuales, que en este momento no nos importan ya que no entran en juego.


EN TÉRMINOS GENERALES

Sabemos que está feo generalizar, pero no podemos hacer una guía personalizada con las posturas idóneas para cada una de vosotras y vuestras parejas, así que hemos decidido hacer una guía lo más completa posible, tratando de incluir todas las combinaciones posibles.


LAS POSTURAS PREFERIDAS POR LAS PERSONAS CON VULVA CON PERSONAS CON PENE

En términos generales, las estadísticas afirman que las posturas sexuales preferidas por las personas con vulva en relaciones con personas con pene son “el perrito”, “la Indra”, “Andrómaca” y “la cortesana”.
Algunas seguro que os suenan, pero por si a caso, os las explicamos a continuación.


EL PERRITO

La persona con vulva se pone de rodillas y se apoya también sobre sus manos, de forma que expone su sexo para ser penetrada desde atrás por la persona con pene, quien se encuentra sobre sus rodillas.
Esta postura permite mantener las manos libres para poder utilizarlas como se quiera durante la penetración, lo cual ayuda a incrementar la excitación.
Existe una gran profundidad de penetración, lo cual permite regular la intensidad en función de los movimientos que se ejerzan y de cuánto se introduzca el pene.


LA INDRA

En esta postura la persona con vulva se coloca boca arriba, con los pies apoyados sobre el torso de su pareja, manteniendo las piernas flexionadas. La persona con pene se inclina sobre la persona con vulva.
En esta postura también quedan libres las manos de forma que permite jugar durante la relación sexual.
La profundidad de penetración también es muy grande, por lo que, teniendo en cuenta las posturas en las que se encuentran, la persona con pene es quien tiene que controlarla.


ANDRÓMACA

La persona con pene se tumba sobre su espalda y la persona con vuvla se sitúa sobre él, ya sea arrodillada o en cuclillas.
Ambos tienen las manos libres, lo que permite un gran abanico de opciones.
En esta postura la persona con vulva tiene el control del ritmo y la profundidad, por lo que puede gestionar mejor las sensaciones.

LA CORTESANA

La persona con vulva se sitúa en el borde de una cama, una silla o una mesa, y la persona con pene se coloca a la altura adecuada para la penetración.
Esta postura permite que la persona con vulva estreche entre sus piernas a la persona con pene, lo que puede ayudar a gestionar la profundidad y el ritmo de la penetración.
Además, permite también más amplitud de movimientos de pelvis.


LAS POSTURAS PREFERIDAS POR LAS PERSONAS CON PENE CON PERSONAS CON VULVA

En general no existen grandes diferencias entre las posturas sexuales favoritas en personas con vulva y personas con pene, pero sí que hay algunos matices que os explicamos a continuación.
Algunas de las posturas favoritas de las personas con pene son “el perrito”, “el sometido”, “el misionero” y “la cortesana”.


EL SOMETIDO

Es una postura muy similar a “la Andrómaca”, solo que en este caso la personas con vulva se sitúa de espaldas al hombre.
Esta postura es especialmente excitante para aquellas personas con pene especial predilección por los traseros.
Además, para tener contacto visual, la persona con vulva tiene que girar la cabeza y mirar por encima del hombro, lo cual puede resultar muy sexy.


EL MISIONERO

Esta es quizás la más tradicional de todas las posturas, pero no por ello genera menos placer.
En ella, la persona con vulva se sitúa tumbada boca arriba y la persona con pene se sitúa sobre ella, dejando cierto espacio que permita mayor libertad de movimiento.
Esta postura es perfecta para mantener el contacto visual durante la relación.


LAS POSTURAS PREFERIDAS POR LAS PERSONAS CON PENE CON PERSONAS CON VULVA

En realidad, muchas de las posturas anteriores son perfectamente llevadas a la práctica entre personas con vulva ya que, además de que existen juguetes eróticos como los arneses que permiten llevar a cabo la penetración, aunque no se tenga pene, en cualquiera de ellas se puede llevar a cabo la masturbación entre ambas personas, como por ejemplo en “el perrito” o “el misionero”.

De todas formas, os vamos a explicar algunas posturas específicas para el sexo entre personas con vulva.


LA CUCHARA

Ambas personas con vulva se sitúan tumbadas de lado, una dando la espalda a la otra, manteniéndose en contacto (o muy cerca).
La persona que se sitúa delante desplaza su brazo hacia detrás para masturbar a la otra persona, quien a su vez desplaza su brazo hacia delante para masturbar a la primera.
Una variante de esta postura puede ser que la persona que se sitúa delante mantenga las piernas abiertas permitiendo ser masturbada desde detrás.


LAS TIJERAS DE TERCIOPELO

No queríamos ser demasiado mainstream y poner la tijera, por una parte porque es archiconocida, y por otra porque consideramos que encasilla demasiado las relaciones entre personas con vulva, lo cual no quiere decir ni que no se practique ni que no sea placentera.
Por eso le hemos dado una pequeña vuelta y os proponemos una variante de este clásico.
En esta variante, una de las personas se tumba boca arriba con una pierna estirada y la otra flexionada, mientras que la otra persona se sitúa sobre la pierna estirada y roza sobre ella su vulva.
LAS POSTURAS PREFERIDAS POR LAS PERSONAS CON PENE CON PERSONAS CON PENE

Ya hemos dicho tantas posturas que se pueden realizar en todas las combinaciones posibles que se nos acaban las opciones. Pero como hemos venido a contaros cuáles son las favoritas de cada persona, siempre en términos generales, os las contamos aquí también.
“El perrito” es un clásico que da mucho juego, por eso suele situarse siempre en primer lugar de la clasificación. “La cucharita” permite todas las combinaciones de genitales posibles y además genera mucho contacto, por lo que también es una de las favoritas.


LAS POSTURAS PREFERIDAS POR LAS PERSONAS EN RELACIONES CON MÁS DE UN AMANTE

Otra cosa muy habitual es pensar que las relaciones sexuales únicamente tienen lugar entre dos personas, pero eso es absolutamente falso.

En este apartado os contamos algunas de las posturas específicas que se pueden desarrollar en un trío, independientemente del sexo de las personas que intervengan.

LA DOBLE PENETRACIÓN

Una persona, la que tenga vulva si es que la hay, se coloca tumbada boca arriba, otra se sitúa sobre ella recostándose de forma que sus genitales y su ano queden expuestos también. La tercera persona se coloca de rodillas entre las piernas de las otras dos personas para poder penetrar a ambas con igual facilidad.

EL 69+1

Esta postura es muy sencilla ya que únicamente incluye en el clásico 69 una persona extra que se coloca detrás de una de las personas que esté en el 69, si una de ellas está en cuatro, detrás de ella. Desde ahí puede proceder a penetrar o a masturbar.

LA MASTURBACIÓN

A veces, cuando pensamos en masturbación lo hacemos idealizándolo como algo para desahogarse, sin más objetivo ni recreación. Pero eso no tiene por qué ser así. La masturbación es también una práctica de autoconocimiento, tan sana como las relaciones sexuales con otras personas, y que además te permiten saber qué te gusta y cómo para poder disfrutar más aún con otras personas.
Por esto, hemos decidido crear un apartado específico para ella.
Los clásicos en este sentido los tenemos todos claros. Sentado, de pie, en la ducha… pero hay mucho más que eso, y te lo vamos a contar a continuación.


LAS MEJORES POSTURAS PARA MASTURBARSE DE LAS PERSONAS CON VULVA


EN CUCLILLAS

Colócate en cuclillas con tus talones cerca de tus muslos de forma que tu vulva quede expuesta.
Esta postura permite un gran acceso tanto a tu clítoris como a tu vagina, lo cual favorece la penetración y la estimulación, incluso a la vez.

HACIA ABAJO

El nombre de esta práctica no deja mucho a la imaginación, aunque sí que podemos explicar un poco mejor la técnica.
Al colocarte tumbada boca abajo permites que tus caderas se desplacen hacia arriba y hacia abajo mientras que introduces tu mano entre tus piernas para masturbarte.
Aquí tienes tú todo el control, así que aprovéchalo.

PIERNAS CRUZADAS

No siempre son necesarias las manos para la masturbación en personas con vulva. De hecho, en esta postura no las vas a necesitar, por lo que puedes utilizarlas para estimular otras zonas erógenas.
Para ello deberás tumbarte boca arriba relajando todo tu cuerpo. Una vez estés en esa posición contrae tus muslos y coloca una de tus piernas sobre la otra. La masturbación se produce por el roce de los labios al desplazar las rodillas arriba y abajo flexionando las piernas.


LAS MEJORES POSTURAS PARA MASTURBARSE DE LAS PERSONAS CON PENE

En las personas con pene existen múltiples opciones para masturbarse, entre las que se incluyen todas las anteriores. De nuevo, los clásicos nunca fallan, y tenemos que reconocer que la ducha es uno de los mejores lugares para llevarla a cabo.
En general, podemos decir que cualquiera de las posturas anteriores sirve también para la masturbación en personas con pene.


PARA TERMINAR

Por supuesto que existen múltiples combinaciones a parte de estas, pero es imposible recopilarlas todas, por lo que os proponemos como último consejo que os dejéis fluir.

El sexo ni es ni tiene que ser algo estructurado, y esa es parte de su belleza.
Las múltiples opciones que permite constituyen la magia de ir descubriendo junto a las personas que tú elijas o tú solo cada una de ellas dando rienda suelta a tu imaginación.