BLOG de Erotizadas, eroteca y educacion sexual

Guía completa para elegir preservativo
By enero 21, 2021 0 Comment

Guía completa para elegir preservativo

GUÍA SOBRE LOS PRESERVATIVOS

Si cada vez que vas a comprar preservativos te quedas unos minutos delante de la estantería sin entender muy bien qué diferencia hay entre cada uno de los modelos que te ofrecen las distintas marcas, este es tu post.


LOS PRESERVATIVOS

En la actualidad, los preservativos son el método anticonceptivo más utilizado, pero aún así es un gran desconocido.

En general, podemos decir que el preservativo es un método barrera, es decir, que evitan el paso del esperma.
Tienen una doble función, ya que no solamente sirven para evitar embarazos no deseados, sino que también evita la transmisión de ETS e ITS.


CÓMO USARLOS

CÓMO COLOCAR UN PRESERVATIVO

Colocar un preservativo es muy sencillo.

En primer lugar, debes abrir el envoltorio.
Puede parecer difícil abrirlo, pero no es así. Los envases de los preservativos están preparados para que sean fáciles de abrir únicamente con las manos, por lo que bajo ningún concepto debes utilizar los dientes o tijeras.
También es importante que tengas cuidado con las uñas afiladas o con las joyas, especialmente los anillos.

Después debes asegurarte de que lo colocas del lado adecuado, ya que se desenrolla en un sentido concreto y si lo colocas al revés tendrás problemas para hacerlo.
Verás que los bordes del preservativo están enrollados hacia afuera.

Una vez sabes qué lado va hacia arriba, debes colocar el preservativo sobre la cabeza del pene mientras que este esté completamente erecto.

Antes de comenzar a deslizarlo hacia abajo deberás coger la punta del preservativo entre las yemas de tus dedos índice y pulgar de forma que dejes un pequeño espacio entre el pene y la punta del preservativo. Con la otra mano desenrolla el preservativo hasta la base del pene.

Si por algún motivo, llegado este punto el preservativo no se desenrolla con facilidad es probable que esté al revés. Si es así, debes desechar ese preservativo y conseguir uno nuevo.


CÓMO QUITAR UN PRESERVATIVO

Una vez terminado el encuentro sexual, o si vas a llevar a cabo otra práctica y debes cambiarlo, debes tener mucho cuidado al retirarlo.

Lo primero que debes tener en cuenta es que antes de retirar el preservativo el pene debe estar fuera de la cavidad en la que se haya introducido, para evitar así escapes dentro de la otra persona. Esto hay que hacerlo sujetando el preservativo desde la base mientras el pene está aún erecto, y, en esa posición, retirar el pene.
Una vez el pene esté completamente fuera será seguro retirarlo.

Una vez retirado, es recomendable hacer un nudo en el preservativo para evitar que se salga el contenido y de paso comprobar si ha habido alguna microrrotura.

Los preservativos se deben tirar a la basura, a ser posible envuelto en un papel, pero en ningún caso por el inodoro.


LA TALLA DE TU PRESERVATIVO

Lo más importante a la hora de elegir un preservativo es la talla, ya que si te vienen demasiado apretados pueden ser molestos, pero si te vienen demasiado anchos puede ser peligroso ya que puede favorecer que se salgan.

En general, los preservativos tienen un ancho de entre 54 y 56 milímetros, siendo los XL una excepción, ya que miden en todos los casos 57 milímetros de ancho.


EL MATERIAL DE TU PRESERVATIVO

En el mercado podemos encontrar principalmente preservativos de látex, pero, para aquellas personas alérgicas, también de poliuretano.

Según algunos estudios, los preservativos de látex tienen una fiabilidad muy superior a la de los de poliuretano, por lo que, a no ser que tengas alergia, es recomendable que se utilicen los primeros.


TIPOS DE PRESERVATIVOS

Preservativos Clásicos

Son los más vendidos. Son transparentes, lubricados y fabricados en látex. También son los preservativos más baratos y fáciles de encontrar.

Preservativos XL

Son similares a los clásicos pero con mayor longitud y anchura, aunque la diferencia no es excesiva.

Preservativos Extrafinos

Tienen un grosor un 20% inferior al resto de preservativos y prometen una experiencia con mayor sensibilidad y la misma eficacia.

Preservativos Extragruesos

Teóricamente ofrecen una mayor seguridad debido a su grosor, pero la realidad es que para establecer la fiabilidad deben pasar una serie de pruebas de resistencia.

Preservavtivos Extralubricados

Algunas situaciones requieren un extra de lubricación, como pueden ser las primeras relaciones sexuales, el postparto o la menopausia.

Si prefieres que el propio preservativo lleve el lubricante, en lugar de añadirlo tú, estos son tus preservativos.

Preservativos Retardantes

El interior de estos preservativos lleva benzocaína, un anestésico que provoca una ligera sensibilización en el pene, lo cual puede alargar la eyaculación.

Preservativos con estrías

Este tipo de preservativos pueden favorecer la excitación en la persona que es penetrada, puesto que las estrías y puntos están diseñados para este fin.

Preservativos con espermicida

Los espermicidas hacen que los espermatozoides sean más lentos, lo cual puede mejorar la fiabilidad de los preservativos, pero en 2003 la OMS alertó de que su uso puede causar lesiones vaginales, por lo que no es recomendable su uso.

Preservativos de Sabores

Estos preservativos ofrecen una experiencia con aromas y sabores de todo tipo, y están especialmente diseñados para el sexo oral, aunque se pueden utilizar para cualquier práctica.
Habitualmente, los preservativos de sabores también son del color del alimento al que hacen referencia.

Preservativos con efecto Frío y Calor

Su uso provoca un efecto calor o efecto frío al utilizarlos, igual que algunos geles de placer o lubricantes.


RECOMENDACIONES

Los preservativos deben guardarse en lugares secos, con poca luz y a temperatura ambiente, ya que de no ser así se podrían producir roturas.

Algunas personas piensan que utilizar dos preservativos duplica la protección, pero lo cierto es que la fricción entre ambos preservativos puede producir una rotura en el material, siendo así contraproducente.

Existen lubricantes compatibles con los preservativos, pero no todos lo son.
En caso de querer utilizar lubricantes y preservativos de látex en el mismo encuentro sexual, el lubricante deberá ser a base de agua, glicerina o silicona médica, evitando los aceites y la vaselina, ya que provocaría la rotura del preservativo.
Si los preservativos que vas a utilizar son de poliuretano podrás utilizar cualquier tipo de lubricante.

En el caso de los preservativos, la fecha de caducidad no es una recomendación, sino una obligatoriedad. Después de dicha fecha, las probabilidades de rotura aumentan considerablemente, por lo que es recomendable deshacerse de ellos y conseguir nuevos.


Algunos datos curiosos a cerca de los preservativos


La capacidad de los preservativos no es un problema, ya que son capaces de resistir hasta 4 litros de líquido antes de ceder.

Ningún método anticonceptivo es perfecto, sin embargo, los preservativos son uno de los métodos más fiables, especialmente para prevenir las ETS/ITS.

Se pueden utilizar métodos anticonceptivos de forma complementaria, como por ejemplo, tomar la píldora anticonceptiva y utilizar preservativo para aumentar así las probabilidades de evitar embarazos.


PARA PENES Y PARA VAGINAS

Aunque aún es un gran desconocido, también existe el preservativo vaginal, que consiste en una bolsa suave y holgada, con un anillo en cada extremo, siendo el anillo cerrado insertado en la vagina y el otro extremo, el abierto, quedando fuera de la vagina. Este último sirve para mantener el preservativo en su sitio y para retirarlo con facilidad.

Su colocación puede ser un poco más compleja, especialmente por su desconocimiento, bajando así su eficacia, pero si se utiliza de forma adecuada tiene la misma eficacia que el preservativo para penes.

Una de las ventajas de este método es que puede llevarse puesto hasta 8 horas, por lo que se puede colocar en previsión de un posible encuentro sexual.

Es importante recordar que también son de un único uso, y que no se deben utilizar a la vez que los preservativos para el pene por el mismo motivo que no se debe usar dos preservativos para el pene a la vez.

Este preservativo también tiene la doble protección puesto que también es tipo barrera, pero sobre todo, la principal ventaja de este método anticonceptivo es que evita que la persona con vagina dependa de la otra persona para asegurar un encuentro sexual seguro.