BLOG de Erotizadas, eroteca y educacion sexual

¿Quieres ser una persona Erotizada?
By mayo 01, 2020 0 Comment

¿Quieres ser una persona Erotizada?

¿NOS EROTIZAMOS?


La vida está llena de placeres, entre ellos encontramos la comida, los viajes, disfrutar de una película y las risas con tus amigos y amigas. Podría estar nombrando miles y miles de cosas que nos hacen disfrutar, sin embargo, todos estos placeres provienen en su gran mayoría del contacto con el exterior, de ciertas interacciones con lo que nos rodea, nos centramos casi única y exclusivamente en lo que proviene de fuera. Incluso cuando hablamos de sexo, tenemos la costumbre de olvidarnos de que las personas contamos con el órgano sexual más poderoso de todo nuestro cuerpo: la mente.

La mente es capaz de proporcionarnos experiencias maravillosas, llevándonos incluso a la cumbre del placer. Sin embargo, no solemos estimularla.

A ver, antes de seguir, parémonos a pensar un poco. ¿Verdad que tratas de cuidar tu cuerpo llevando una alimentación saludable y haciendo ejercicio? ¿Y qué me dices de la siestecita que te echas después de comer para descansar un rato? Probablemente, bebas agua sin tener una sed de muerte. Pero… ¿Acaso no follas? ¿Tampoco te masturbas? Señoras y señores, la sexualidad es una parte inherente al ser humano, nos acompaña durante toda la vida, desde que nacemos hasta que morimos, pero aún así nos olvidamos de cuidarla, de cultivar el deseo sexual y regarlo cada día. Estaría genial que erotizásemos nuestra mente, que avivásemos nuestros pensamiento eróticos.
Posiblemente os estaréis preguntando… “Pero, ¿y esto cómo se hace?”. Muy simple, a continuación os hago una serie de propuestas para que podáis darle rienda suelta a vuestra imaginación y erotizaros un poquito cada día.

quieres-ser-una-persona-erotizada


Literatura Erótica

Gracias a ella fortalecemos los circuitos neuronales relacionados con el deseo, además de facilitar la creación de fantasías sexuales, ya que nos ayuda a coger ideas y ampliar nuestro repertorio sexual, además de fomentar el conocimiento sobre lo que nos gusta y lo que no. Es una actividad que se puede realizar individualmente o, si se desea, en pareja (ya hablaremos de esto en otro post).
Si no eres muy tiquismiquis, no es importante que la novela que elijas tenga un gran reconocimiento literario, ya que lo importante es que acabe  excitándote.

¿No sabes por dónde empezar? Qué tal si comienzas por la trilogía Pídeme lo que quieras de Megan Maxwell, Las edades de Lulú de Almudena Grandes, La historia de O de Pauline Reage, o cualquier otra novela del Marqués de Sade. O incluso más fácil, ¿qué tal si tecleas en Google “relatos eróticos”? Hay un montón de páginas donde la gente describe sus fantasías, seguro que más de una te encantará. ¿Que eres una persona más visual? Sin problema, ya que existen cómics, a los que puedes acceder perfectamente a través de cualquier tienda erótica o por Internet.

Películas Eróticas

Persigue los mismos objetivos que la literatura erótica. No solo hablo de porno mainstream, hay varias opciones más, por ejemplo tenemos el cine erótico de Erika Lust, o podemos decantarnos por un cine que no sea tan explícito sexualmente, pero que si sea sugerente, como por ejemplo Lucía y el sexo, El Imperio de los Sentidos, Las edades de Lulú, 9 Songs, o Profesor Marston y Wonder Woman (no, no va de superhéroes).

Creatividad

¿Y si escribes un relato erótico o realizas un par de dibujos? Conviértete en la protagonista o el protagonista de tu propia historia, deja volar tu imaginación, no te reprimas, escribe todo lo que te venga en mente. Piensa que nadie más lo va a leer a no ser que tú quieras, además, en la sexualidad todo es válido (mientras que no se atente contra la integridad de nadie). Asimismo, la escritura se utiliza mucho en terapia, ya que el simple hecho de plasmar en un papel lo que sentimos o nos gusta, nos ayuda a conocernos mejor.

Infórmate

Lee, mira documentales, busca información sobre sexualidad. El conocimiento es poder, cuando sabemos de un tema, más cómodos nos vamos a sentir. Respecto a la sexualidad hay mucha desinformación en la población general, así que curiosea, pregúntate el por qué tenemos deseo, qué es un orgasmo, y miles de cosas más.
Importante: a ser posible asegúrate de que la información provenga de una fuente oficial y profesional.

Conoce la gran variedad de Juguetería y Cosmética Erótica que existe

Visita una tienda erótica o entra en la web de Erotizadas.com, acude a una reunión TupperSex o ve a un taller de crecimiento y empoderamiento sexual. Observa con detenimiento todos los juguetes, pregunta cualquier duda que te surja, ten curiosidad.

Auto-reconocimiento corporal y genital

Primero, desnúdate y ponte delante de un espejo, mira cada parte de tu cuerpo, obsérvate y, después, acaricia cada parte, presiónala, ve cambiando la intensidad con la que te tocas. Obsérvate, ¿cómo reacciona tu cuerpo? ¿Tienes sensaciones agradables?

Cuando hayas hecho este ejercicio, mírate los genitales. Los hombres en general lo tenéis más fácil, pero si eres mujer coge un espejo de mano y a explorarse. Haz lo mismo que en el ejercicio anterior, acarícialos, tócalos con diferentes intensidades. Identifica cada parte (aquí os dejo una imagen para que os ayude a reconocerlas).
Y lo siento, pero no me vale eso de “me da vergüenza”, existe una gran cantidad de mujeres que nunca se ha mirado la vulva y esto me parece horrible, tenemos que recordar que es una parte de nosotras, tan importante como cualquier otra (o incluso más, si tenemos en cuenta la cantidad de placer que nos puede proporcionar). Las cosas importantes hay que conocerlas.

Habla de sexo

Por último, quiero hacer hincapié en la importancia que tiene normalizar el sexo y la sexualidad. ¿Verdad que hablas de lo mucho que te encantó aquella peli que viste en el cine? ¿O de lo mucho que quieres a tu sobrina? ¿Qué me cuentas de aquél viaje que hiciste con tus amigas? Qué bien lo pasaste, ¿verdad? ¿Y qué tal tú último encuentro erótico? ¿Qué opinas del sexo oral? ¿Y de la penetración anal? ¿Qué te gusta y qué no en la cama? Hablar de sexo no solo nos ayuda a conocer la gran cantidad de cosas que existen en este ámbito, también nos ayuda a conocernos mejor, y sobre todo a luchar contra el gran estigma que la sexualidad sigue teniendo en la sociedad a día de hoy. La mejor forma de acabar con un tabú es hablando sobre ello, dándole visibilidad, concienciando a la gente de que no hay nada anormal sobre ello, que es una parte más de la vida de las personas..

Y tú, ¿te atreves a erotizar tu mente?

Escrito por: Irene Fernández Ibáñez, psicóloga especializada en Sexología Clínica y Terapia de Pareja.
Instagram: @sensetabus